Los últimos estudios sobre la manzana y la salud

manzana

Seguro que alguna vez te ha dicho tu madre, «si te quedas con hambre comete una manzana» o quizás ha recurrido al refranero con lo de «no hay cosa más sana, que comer en ayunas una manzana«

Y es que la manzana es una fruta tan popular, barata y accesible que parece extraño que este tesoro tenga tantos beneficios para salud. Aquí algunos estudios sobre las manzanas y sus beneficios.

Las manzanas para tratar la demencia

Un estudio de laboratorio realizado en 2019 concluyó que la quercetina tiene un efecto neuroprotector, posiblemente porque impide la creación de especies reactivas. Parece que ayuda a las neuronas a sobrevivir y a seguir funcionando. Por lo tanto, puede ayudar a prevenir la pérdida de neuronas relacionada con la edad.

En 2015, los resultados de un estudio con ratones sugirieron que la suplementación de altas dosis de quercetina puede ayudar a proteger las células del tipo de daño que puede conducir a la enfermedad de Alzheimer.

Cabe señalar que en la mayoría de los estudios de este tipo se utilizaron altas dosis de quercetina que es poco probable que estén presentes en las fuentes dietéticas normales. Además, los científicos necesitan hacer más estudios en humanos antes de poder confirmar que la quercetina mejora la salud neurológica de las personas.

Accidentes cerebrovascular

Un estudio más antiguo del año 2000 analizó cómo el consumo de manzanas durante 28 años afectaba al riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular en 9.208 personas.

Los autores encontraron que aquellos que comían más manzanas tenían un menor riesgo de accidente cerebrovascular trombótico.

Las manzanas contienen muchos nutrientes que pueden reducir el riesgo de derrame cerebral. Una revisión de 2017 encontró, por ejemplo, que las personas que consumen más fibra parecen tener un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares. A parte de lo beneficios intestinales, claro.

Una manzana de tamaño medio de alrededor de 3 pulgadas de diámetro y 182 gramos de peso (g) proporciona 4,37 g de fibra. Eso es alrededor del 13-20% de las necesidades diarias de un adulto, dependiendo de su edad y sexo.

Tengo que recordar que en España nos la pelamos. Que diga se abusar de pelar toda la fruta y la verdura, a parte de consumir poco grano integral, por lo que el porcentaje de fibra en la dieta es casi inexistente.

Colesterol

Un estudio realizado en 2013 descubrió que el consumo de manzanas crudas disminuía los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad entre las personas sanas, pero que el consumo de zumo de manzana claro no tenía el mismo impacto. Por lo tanto, los autores concluyen que es la fibra de las manzanas la que ayuda a reducir el colesterol.

Aunque bueno, os recuerdo a todos que el tema del Colesterol tiene confusión y controversia, porque realmente no se sabe bien que cojones es el colesterol y a que llamamos tener colesterol.

El corazón

Las manzanas contienen fibra, vitamina C, antioxidantes y potasio. Una manzana de tamaño medio proporciona lo siguiente:

  • 13-20% de las necesidades diarias de fibra de una persona
  • El 9-11% de las necesidades diarias de vitamina C de una persona
  • El 4% de las necesidades diarias de potasio de una persona
  • La fibra parece ayudar a controlar la presión sanguínea, lo que puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Las variantes verdes tendrán menos azúcar y son más beneficiosas contra la diabetes.

La vitamina C es un antioxidante que, junto con otros antioxidantes, puede desempeñar un papel en la protección de algunos aspectos de la salud del corazón. La vitamina C también puede estimular el sistema inmunológico y ayudar a defender el cuerpo de infecciones y enfermedades.

El potasio ayuda a relajar los vasos sanguíneos, reduciendo el riesgo de presión arterial alta y de complicaciones cardiovasculares.

Cáncer

El consumo de alimentos ricos en antioxidantes puede ayudar a prevenir el estrés oxidativo que causa daño celular y puede conducir al desarrollo de ciertos cánceres. Las manzanas son una buena fuente de antioxidantes.

Un meta-análisis de 2016 concluyó que el consumo de manzanas puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de pulmón, cáncer de mama y cáncer colorrectal, entre otros tipos.

La fibra también puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de colon, según este meta-análisis publicado en 2018 que puedes leer.

Otra forma de comer manzanas

Lo ideal es comerla cruda, pero no siempre apetece, así que os dejo estar receta de tarta de manzana a la americana.

No te olvides de pasar por artículos igual de interesantes la alimentanción y el CrossFit:

 

 

Comments

  1. […] cubierta con rodajas de manzana, canela y un poco de azúcar moreno.Leche sin grasa½ […]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.