EDAMAME Y CROSSFIT

edamame


El Edamame se ha convertido en uno de los snacks más demandados, sobre todo para aquellos que están hasta los cojones de los tentempiés de zanahoria y apio y siguen una dieta cetogénica o dieta Low-Carb (Si has hecho la ESO, significa Bajo en Carbohidratos, bueno si has hecho la ESO debería explicarte qué es un Carbohidrato… )

Su alto valor en proteínas vegetal ha sido todo un éxito para vegetarianos, veganos y atletas de CrossFit y su tendencia a la dieta paleo. En Asia es muy común verlo como aperitivo, y lo llevan comiendo desde que el arcoiris era en blanco y negro. Pero no ha sido hasta hace poco que se ha ido introduciendo en nuestra dieta y en nuestro super.

Una taza de 155 gramos (g) de edamame congelados y preparados (solo tienes que hervirlos, saltearlos, o ponerlos en el micro con una pizca de sal) tiene:

  • 188 calorías
  • 18,46 g de proteína (no está nada mal)
  • 8,06 g de grasa
  • 8,1 g de fibra dietética
  • 13,81 g de carbohidratos, de los cuales 3,38 g de azúcares
  • 98 miligramos (mg) de calcio
  • 3.52 mg de hierro
  • 99 mg de magnesio
  • 262 mg de fósforo
  • 676 mg de potasio
  • 9.5 mg de vitamina C
  • 482 mg de folato
  • 41,4 mcg de DFE de vitamina.

La soja es uno de los cultivos alimentarios más populares y versátiles del mundo. Y aunque el monocultivo tiene muchos problemas medioambientales, vamos a dejar ese problema para otro día, porque esa vaina es dura de pelar.

La soja se procesan en una variedad de productos alimenticios, tales como proteína de soja, tofu, aceite de soja, salsa de soja, miso, natto y tempeh.

Pero ¿qué es el edamame?

Originario de China y otros países asiáticos como Japón, Taiwán o Corea, el edamame son vainas de soja verde recolectadas antes de que maduren. Su nombre, que en japonés significa literalmente «alubia de rama» difieren en el color de la soja regular, que son típicamente de color marrón claro, fuego o beige.

Ahora el Mercadona los trae, igual en tu barrio se han acabado porque un influencer lo ha puesto de moda, pero me han dicho que van a traer más bolsas para que tú las pruebes. Pero mientras te puedes comer unos chochos que también son muy sanos, aunque sean menos instagrameable. ( Los chochos, son los altramuces de todo la vida que te ponían con sal cuando iba a casa de tus abuelos).

Cómo comer edamame

Tradicionalmente, se preparan con una pizca de sal y se añaden a sopas, guisos, ensaladas y platos de fideos, o simplemente se comen como aperitivo. No hay mucho más que contar. El Edamame se sirve en bares de sushi y en muchos restaurantes chinos y japoneses y el auge de la comida japones ha despertado el interés.

Los alimentos de soja son polémicos. Algunas personas evitan comer soja regularmente, en parte porque pueden interferir con la función tiroidea. Sin embargo, a pesar de estas preocupaciones, el edamame y la soja también pueden tener varios beneficios para la salud.

Benéficos del edamame

Es fuente de proteina

Los vegetarianos y aquellos que rara vez comen alimentos de origen animal ricos en proteínas necesitan prestar especial atención a lo que comen a diario.

Una preocupación es el contenido relativamente bajo de proteínas de muchos alimentos vegetales. Sin embargo, hay algunas excepciones.

Por ejemplo, los frijoles se encuentran entre las mejores fuentes de proteínas vegetales. De hecho, son la piedra angular de muchas dietas vegetarianas y veganas.

Además, la soja es una fuente de proteínas. A diferencia de la mayoría de las proteínas vegetales, proporcionan todos los aminoácidos esenciales que su cuerpo necesita, aunque no son de la misma calidad que las proteínas animal son un buena opción.

El edamame contiene alrededor de 12% de proteína, que es una cantidad decente para un alimento vegetal. También es una fuente de proteínas de calidad, proporcionando todos los aminoácidos esenciales.

Puede reducir el colesterol

Una revisión concluyó que comer 47 gramos de proteína de soja al día puede reducir los niveles de colesterol total en un 9,3% y el colesterol LDL (el «malo») en un 12,9%

Otro análisis de estudios encontró que 50 gramos de proteína de soja al día reducían los niveles de colesterol LDL en un 3%

No está claro si estos cambios pequeños o modestos en los niveles de colesterol se traducen en un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

A pesar de estas incertidumbres, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprueba las declaraciones de propiedades saludables de la proteína de soja en la prevención de enfermedades cardíacas.

Además el edamame es rico en fibra saludable, antioxidantes y vitamina K.

Estos compuestos vegetales pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y mejorar el perfil de lípidos en la sangre, una medida de grasas que incluye el colesterol y los triglicéridos.

El edamame es rico en proteínas, antioxidantes y fibra que pueden reducir los niveles de colesterol circulante. Sin embargo, no está claro si comer edamame tiene algún efecto sobre el riesgo de enfermedad cardíaca.

No aumenta el nivel de azúcar en la sangre

Aquellos que comen muchos carbohidratos de fácil digestión, como el azúcar, de forma regular, tienen un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Esto se debe a que la rápida digestión y absorción de carbohidratos aumenta los niveles de azúcar en la sangre, una condición conocida como hiperglucemia. Al igual que otros frijoles, el edamame no eleva excesivamente los niveles de azúcar en la sangre.

Es bajo en carbohidratos, en relación con las proteínas y las grasas. También mide muy bajo en el índice glucémico, una medida de la medida en que los alimentos elevan los niveles de azúcar en la sangre.

Esto hace que el edamame sea adecuado para personas con diabetes. También es una excelente adición a una dieta baja en carbohidratos.


Fibra, minerales y vitaminas

Contiene vitaminas B, C, E y K, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, minerales como el hierro, el calcio, fósforo y el sodio. Tiene un alto contenido en proteínas, almidón y azúcares, especialmente sacarosa. Es fuente de tocoferoles, antioxidantes liposolubles, fitoesteroles e isoflavonas.

Cómo cocinar edamame

Hirviendo: Agregue el edamame fresco con cáscara a una olla con agua hirviendo y salada. Hervir el edamame congelado de uno a dos minutos y el edamame fresco de cinco a seis minutos hasta que los frijoles estén tiernos. Escurrir y enjuagar las vainas con agua fría.

Vapor: Poner un poc de agua en una olla y llevarla a ebullición. Coloque el edamame sobre el agua hirviendo en un cesto de vapor, una bandeja de vapor o un colador. Cubra la olla y cocine al vapor de cinco a 10 minutos para el edamame fresco y sólo un par de minutos para el edamame congelado. Cocine al vapor hasta que estén tiernas. Puede enjuagar para enfriar si lo desea.


Microondas: Coloque el edamame congelado en un tazón y espolvoree con agua. Cubra el tazón y cocine en el microondas a temperatura alta por aproximadamente tres minutos. Puede hacerlo en incrementos de un minuto para ver cuánto tiempo es suficiente para su microondas. Deje que se enfríen antes de manipularlos.


Salteado: Caliente una sartén a fuego alto unas gotas de aceite. Añadir el edamame y reducir el fuego a medio-alto. Deje que las vainas se cocinen hasta que estén ligeramente tostadas, a continuación, voltéelas para que se tuesten por el otro lado. Cocine hasta que se ablanden y se frian. Sirva calentitas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.