Si llevas un tiempo practicando CrossFit y ya te has enganchado, habrás visto un montón de cambios físicos en ti. Y es muy posible que lo que menos te guste son tus pedazos de callos en la mano. Sobre todo si desempeñas profesiones como fisioterapeuta, medicina, músicos…

Te vamos a dar unas ideas aparte de que busques las mejores calleras para CrossFit.

Una cosa es que quieras que la piel de tus manos se endurezcan, pero otra muy distinta es tener unos callos que parezcas un vagabundo de manos curtidas de recoger chatarra.

Pero qué son los callos. Es una rección defensiva de la piel para protegernos. Cuando existe un roce o fricción en una parte de nuestra piel, ésta reacciona creando nuevas capas para engrosar su barrera natural y resistir el roce y evitar heridas abiertas.

El problema es que no son muy estéticas y desagradables al tacto. Por lo que hemos recogido una serie de recomendaciones tanto de hombres como de mujeres que practican CrossFit para protegerse:

Hidrata tus manos

Corre un meme que dice «No hay hombre con más cojones que el primer marinero noruego que se echó Neutrogena delante de sus camaradas» ¡Se puede ser rudo y tener unas bonitas manos! ¿Por qué no? Pero si te da corte por el motivo que sea no olvides echar en tu bolso una crema para manos. Las mujeres no tienen este tipo de problemas en utilizar estos productos. Incluso podrías preguntar a alguna compañera qué te recomienda.

Rasurador de callos


Hay personas que son más propensas a generar durezas, es como un superpoder de Marvel. El rasurador de callos te ayudará a quitar capas de piel muerta. Lo recomendable es hacerlo cuando estén un poco humedecidas tras la ducha, ten cuidado y no apures demasiado, podrías hacerte sangre.

Calleras de manos

La última recomendación y más lógica es que inviertas en unas calleras, puedes elegir entre una gran variedad. Con hebillas, velcros, con más o menos sujeción en la muñeca… Pero todas ellas con la funcionalidad de mejorar tu agarre y evitarte heridas en las manos.

Ya que me lo preguntas yo suelo utilizar las que llevan muñequera incorporada porque tengo facilidad de abrirme las muñecas, pero es cuestión de gustos y necesidades.

Además, las calleras retienen el magnesio por lo que no tendrás que parar cada dos por tres para evitar la falta de fricción. Y por supuesto, con su uso no te saldrán callosidades.

¿Cómo mantener las calleras como nueva?

No utilices productos agresivos para no deteriorar el velcro en caso de que ese sea su cierre. Si es para quitar el olor, mételas en el congelador. Si están sudadas no la metas dentro de la mochila, ponla a secar fuera. O cuélgalas de tu mochila como hacen los profesionales.

Y como consejo final, siempre busca primeras marcas que garanticen que las calleras cumplirán su función. Invierte en tu salud y no malgaste tu dinero ahorrando el céntimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.