A propósito de Kevin Ogar: Los riesgos del deporte

blog de crossfit 750x400 - A propósito de Kevin Ogar: Los riesgos del deporte

En Inquebrantables nos esforzamos por tener nuestro propia voz, esa voz es humorística, chula a veces, friki (muchas) y cínica otras. Pero estos temas hay que tratarlos con cuidado. No se puede hacer humor con esto. Pues es algo que podría pasarnos a todos. A tí, a mi, a tu colega. Hablamos del riesgo de llegar al límite.

Los siguientes videos pueden HERIR LA SENSIBILIDAD.  Nuestro objetivo no es promover morbo sino que el artículo sea  constructivo a la hora de tomarse en serio los levantamientos de pesas tanto en la modalidad de halterofilia como en el CrossFit y, por supuesto, los deportes en general y aprender de ello, ya seas amateur o un profesional.

Vamos retrotraernos a las lesiones más importantes antes de la de Kevin. Por ejemplo la que sucedió en las Olimpiadas de Verano de 2012, el medallista de oro del 2008, Matthias Steiner, falló en su segundo intento de arrancada y le cayeron 432 libras unos 196 kilos, en la parte posterior de su cuello. Después de varios momentos atemorizantes, finalmente se alejó de la plataforma.

Un año después en diciembre de 2013, Anderson Silva, uno de los luchadores más conocidos en MMA, lanzó la misma patada simple que ha lanzado miles de veces antes, y se destrozó completamente la tibia y el peroné cuando su oponente bloqueó el golpe. Sus probabilidades de recuperación aún están en duda.

Y fue entonces en enero de 2014 cuando Kevin Ogar, de tan solo 28 años, un entrenador CrossFit con sede en Colorado y competidor regional, sufrió la pesadilla de un levantador o la tuya, que lees esto.

En el último día de un evento de dos días y medio de duración, un accidente que involucró un arranque fallido de 109 kilos dejó a la ex estrella de rugby colegial paralizada de la cintura para abajo de por vida.

La competencia atlética de alto nivel, ya sea en deportes de fuerza, deportes de combate o deportes “normales”, conlleva un cierto nivel de riesgo físico para los involucrados. El otro equipo intentará evitar que puntúes; el oponente intentará ahorcarte hasta dejarte inconsciente; el peso será algo que no has levantado antes en el entrenamiento porque vas al límite, vas a darlo todo, sea como sea… y eso tiene un precio.

En el fervor de la competición, despúes de tantas horas entrenando, ese “puedo un poco más“a por todas” puede suponer tu final como deportista. Contando con qué son profesionales y saben cuál es su umbral de esfuerzo pero… somos humanos.

Todos los atletas entienden esto, pero aún así participan porque la recompensa, ya sea económica o emocional es casi siempre suficiente para soportar o asumir el riesgo legítimo. Pero siempre existe el factor aleatorio: ese  “algo” inesperado e impredecible que puede causar caos y fracaso. Como el alpinista que se pierde en la montaña o muere enterrado en nieve por un golpe de mala suerte.

¿Pero eso es lo que le pasó a Kevin Ogar? ¿Mala suerte simplemente?

Ogar había sido un levantador toda su vida, comenzando con levantamiento de pesas y levantamiento olímpico a través de la escuela secundaria y en la universidad. En la Universidad de Missouri-Columbia, formó parte del equipo de rugby de la División II, y finalmente se convirtió en su entrenador de fuerza y ​​acondicionamiento, llegando a ser tan bueno que tuvo la tercera posicion a nivel nacional.

En 2008, Ogar conoció el CrossFit, llegando a conseguir el nivel 1 y trabajando en CrossFit Unbroken de Colorado con el propietario Matt Hathcock.  Ogar tenía muy buenos registros, sin ninguna duda era un gran atleta.

Según Hathcock, “Kevin estaba en perfecto estado. Tenía algunos problemas de movilidad del hombro con el rugby, pero nada importante”.

Entrando en el OC Throwdown, que es un evento regional CrossFit que consta de 11 competiciones de entrenamiento diferentes celebradas en el transcurso de dos días y medio, Ogar estaba en camino de ofrecer el tipo de desempeño respetable que había ofrecido anteriormente en las competiciones.

Todo el concurso se extendió con la competencia de los competidores cada pocas horas, varios eventos el sábado y varios eventos el domingo siguiente. Hathcock, que también compitió en el Throwdown, explica:

“Toda la carga de trabajo se extendió durante dos días, a excepción del entrenamiento de natación [el evento inicial, que alteró las vueltas de natación con burpees] que fue el viernes por la noche”.

Argumentos sobre el trágico accidente de Kevin Ogar

Un argumento popular para un factor clave en la lesión de Ogar es el reclamo de una carga de trabajo excesiva y una programación inadecuada de eventos. Muchos creen que los organizadores de Throwdown fueron irresponsables por colocar un evento de fuerza (aquel en el que Ogar se lesionó) después de otros eventos que podrían haber inducido la fatiga que debilita la fuerza.

Los eventos del sábado incluyeron pruebas combinadas al estilo de la NFL (una carrera de 40 yardas, press de banca por repeticiones, saltos verticales y ejercicios de agilidad), un elemento básico CrossFit familiar que incluyereon Squat Clean y Lounges, y una vuelta de tuerca del “Fran”, otro clásico entrenamiento CrossFit , que esencialmente tenían competidores haciendo un total de 9 series de sentadillas frontalets, Thrusters y pull-ups durante hasta 15 minutos seguidos.

El evento previo a la lesión fue el primer evento del domingo. Tenía competidores corriendo tres millas, llevando dos kettlebells de 24.5 kilos para la primera, una pesa rusa para la segunda y terminando la última no ponderada. Ogar completó la carrera completa en poco menos de 30 minutos, dejándole tiempo para descansar y recuperarse. Según Hathcock, “eran como las 8:00 am [para la carrera] y luego las 12:30 para el próximo evento de Kevin”.

Después de la carrera, el evento de fuerza requirió un arrebato de 3 repeticiones “touch and go” (toca y arriba, en lugar de levantar cada repetición con una parada) seguido de un “clean and jerk” de 3 posiciones, y finalmente una sentadilla trasera de 2 repeticiones.

¿Fue “irresponsable” para los organizadores de OC Throwdown colocar un evento de fuerza y ​​centrado en la potencia después de más pruebas basadas en la resistencia? ¿O era una forma válida de evaluar las verdaderas habilidades de los atletas?

El experto en levantamiento olímpico Wil Flemingexplica la posible influencia de los eventos anteriores:

“La fatiga ciertamente podría jugar un papel en una mala jugada, pero el alcance y la naturaleza de esa función pueden diferir”, dijo Fleming en una entrevista para T Nation. “¿Fue la fatiga muscular de Ogar tal que no tenía la capacidad de levantar el peso? ¿O fue la fatiga de tal manera que sus reacciones se ralentizaron y no fue capaz de volcar la barra con seguridad? (…) Es dificil de decirlo con certeza.

  El levantador olímpico Christian Thibaudeauagrega:

“La fatiga excesiva siempre puede ser un factor, ya que puede restar valor a la técnica adecuada, especialmente con cargas casi máximas. Pero no necesariamente culpo al organizador del evento”.

“Los atletas de CrossFit son conocidos por su gran carga de trabajo durante el entrenamiento. Así que diría que si la fatiga desempeñara un papel en su lesión, la fatiga acumulada durante las semanas o incluso meses antes de la competencia probablemente sería más problemática que la fatiga del evento del día . Él tenía varias horas para recuperarse de una carga de trabajo que no era más alta de lo que estaba acostumbrado.

“Además, Kevin fue muy bueno en los levantamientos olímpicos, en el escalón superior de los competidores de CrossFit, con una técnica superior a la media. Esto me llevaría a inclinarme más hacia la teoría del accidente anormal”.

Le preguntamos a Thibaudeau sobre otro elemento debatido:

“Aquí merece la pena considerar el peligro del arrancada sin pausa, dijo Thibaudeau. “Estos levantamientos, debido al enfoque en el volumen, casi nunca se hacen con una técnica óptima y segura. El levantador normalmente no establece correctamente la colocación”. 

En otras palabras, sus caderas permanecen altas y la barra se rebota. ligeramente en el piso. Cuando el levantador hace eso, se convierte puede poner mucho estrés en la columna vertebral, especialmente cuando se hace con cargas que están en el rango de 85 a 90 por ciento.

“Una vez que agregas la fatiga de la pierna que resulta de realizar una serie de repeticiones pesadas, obtienes un movimiento de dominación hacia atrás. La barra rebotada puede causar un aumento repentino en la carga espinal cuando el impulso del rebote desaparece”.

Por lo tanto, si tuviera que culpar a algo, sería una técnica inadecuada realizada con cargas pesadas, con la pierna y la fatiga de la parte inferior de la espalda como factor contribuyente. Pero muchos atletas de CrossFit lo están haciendo sin lesionarse, razón por la cual me inclino a creer que podría haber un problema subyacente antes del evento “,concluye Thibaudeau.

Los discos azules

Cuando se habla del accidente, también se debe llevar la atención a la plataforma y a las debatidas placas azules. En la plataforma de ejercicios de Ogar durante la competencia de arrancadas, había varias placas de peso apiladas justo detrás de él. Si bien esto es claramente contrario a los estándares olímpicos oficiales, y probablemente del sentido común, no está claro por qué permanecieron allí durante las arrancadas.

En el video se corta demasiado pronto, hay que fijarse bien.

Si bien el video no es en absoluto un ángulo de visión ideal, parece mostrar que la barra está en contacto con la parte superior de la espalda-hombros (cintura escapular)  de Kevin Ogar y luego hace contacto con las placas mientras continúa cayendo. El diagnóstico médico final de Kevin Ogar fue la separación de las vértebras T11 y T12, que son esencialmente la parte superior de la parte inferior de la espalda.

Hathcock ha ofrecido su opinión sobre esos momentos cruciales, diciendo: “Le he preguntado a Kev sobre eso y tengo mis propios sentimientos sobre lo que sucedió según la opinión profesional. Puedo decirte que Kev me dijo: ‘sentí que la barra golpeaba mi  espalda baja.’ Este fue un accidente raro, pero asegurarse de que el área de levantamiento esté completamente despejada es definitivamente una decisión inteligente para seguir adelante. Sé que los parachoques [placas] en el suelo detrás de Kevin desempeñaron un papel. Eso es todo lo que puedo decir “.

Glassman no se portó adecuadamente tras el suceso de Kevin Ogar

Cuando se le preguntó sobre el potencial de lesiones de sus métodos de entrenamiento, Greg Glassman, quien fundó CrossFit hace más de una década, comentó una vez:

“Si encuentras la idea de caerte de las anillas y romperte el cuello tan ajeno a ti, entonces no lo hacemos. Te quiero en nuestras filas “.

Mientras que muchos gimnasios CrossFit recientes parecen distanciarse de Glassman y “CrossFit HQ” (el principal sitio de CF), vale la pena señalar que ni Glassman ni CrossFit HQ han reconocido públicamente la situación de Kevin Ogar a la hora de escribir esto, aparte de un mensaje en el foro de un miembro del personal . Ninguna mención en el sitio de CrossFit que se actualiza a diario, no hay una breve publicación en Facebook de aliento, ni siquiera un simple re-tweet del mensaje de otra persona . (Cabe señalar que muchos de los mejores atletas de CrossFit y campeones de los Juegos se han comunicado con Ogar).

La recaudación de fondos de boca en boca y la elevación de la moral se ha producido principalmente gracias a docenas de afiliados individuales de CrossFit, los gimnasios “box” y sus miembros, sin ninguna ayuda aparente de la compañía matriz multimillonaria. Por otro lado, la comunidad de CrossFit para personas con discapacidad física, está aumentando cada día.

Nosotros compartimos la opinión de Chris Colucci que llamar a esto una “lesión del CrossFit” es crear un argumento fallido y no hace nada para permitir una discusión inteligente.

Si bien la situación de Ogar va más allá de ser simplemente desafortunada, no es necesariamente marcar a fuego a el CrossFit. El tipo era grande, fuerte, con experiencia, y en medio de una gran competencia. Usar su trágico accidente como otra oportunidad más para golpear a toda la comunidad CrossFit es simplemente aprovecharse de una tragedia para hacer política.

Sin duda, podemos aprovechar la oportunidad para examinar la seguridad general de la competencia, tal vez para todos los deportes de fuerza, pero deje que la conversación sea productiva en lugar de dejar que sea una excusa para abrir una brecha entre cualquier grupo de levantadores dedicados.

Para obtener más información sobre Kevin Ogar y, lo que es más importante, para descubrir cómo ser parte de los esfuerzos de recaudación de fondos, visita KevinOgar.com

Kevin Ogar antes del trágico accidente:

Kevin Ogar en la actualidad:

@wheelwod Regional Qualifier is upon us, which means it’s time for this fat kid to do some cardio! Hit WOD 1 and WOD 4 today. We’ll see how they hold up because I’m only doing these once. @crossfit @crossfittraining @crossfitwatchtower @stephthehammer @stouty08 @jedidiahsnelson @angel_cfredefined #fatkidcardio #adaptiveathlete #adaptivecrossfit #adaptiveregionals #breathinghardishard #soundedlikethelasttimeichaseddowntheicecreamtruckforTenfeet

Una publicación compartida de Kevin Ogar (@kevinogar) el

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *